a El trasplante hepático en primera persona | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

El trasplante hepático en primera persona

Juliana recibió un hígado y hoy comparte su vida en plenitud con familiares y amigos.

El trasplante hepático en primera persona

Cuando apenas tenía tres meses de vida, a Juliana le diagnosticaron una “atresia de vías biliares” que hizo que su hígado padeciera una cirrosis crónico-progresiva necesitando un trasplante a los siete meses. “Mi trasplante iba a ser por un donante vivo relacionado, pero surgieron algunas complicaciones y en ese transcurso llegó un hígado cadavérico compatible conmigo. ¡Agradezco a Dios que apareció en menos de un mes!”, cuenta Juliana.

Gracias a este trasplante, ella misma admite que vive hace más de 15 años con una excelente calidad de vida, que le permite estudiar, realizar danza y atletismo: “Soy una persona muy sana y comparto mi vida con plenitud con mi familia y amigos”.

Muchas veces Juliana se preguntó de quién es el hígado que forma parte de su cuerpo, incluso se le cruzó por la cabeza la idea de conocer a la familia del donante. Sin embargo, ellos prefirieron el anonimato. “A ellos quisiera expresarles desde lo más sincero de mi corazón infinitas gracias por haber tenido la valentía y el coraje de donar los órganos de su ser querido en ese momento tan terrible que fue perderlo. Gracias a su inmensa solidaridad hacia el prójimo yo tuve la suerte de salvar mi vida. En agradecimiento a esto vivo, mi vida muy intensamente, sabiendo de que un pedacito de su ser vive en mí”, relata Juliana.

Es tanta la plenitud con la que vive, que decidió entrenar y participar de los Juegos Mundiales para Atletas Trasplantados que se llevaron a cabo en la ciudad de Mar del Plata el año pasado. Juliana participó en la disciplina de atletismo y se sintió muy orgullosa de haber representado al país junto a los cientos de atletas que forman el equipo argentino. Pero lo más importante, es el mensaje que le dejó esta experiencia: “Además de concientizar a la gente sobre la donación de órganos y tejidos, pude expresar mi disciplina en mi máximo potencial y compartir con miles de atletas nuestras experiencias de vida”.

Fuente: CUCAIBA.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*