a La vida después del trasplante renal | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

La vida después del trasplante renal

Testimonio de Hernán, quien luego de la operación pudo participar de competencias deportivas.

La vida después del trasplante renal

En noviembre de 2008, a Hernán le detectaron una IRC (Insuficiencia Renal Crónica). Como tenía los riñones dañados, los médicos no pudieron punzarlos para determinar la causa. Después de varios estudios realizados, se dieron cuenta que la única solución a su problema era un trasplante renal, con un previo paso por diálisis.

“Al principio fue una noticia muy dura. ¡No sabíamos nada sobre trasplantes! Nos empezamos a informar, a consultar médicos y por suerte dimos con quien hoy en día es mi médico y amigo, Eduardo Maggiora”, cuenta Hernán.

Luego de la noticia que lo impactó, empezó a hacerse todos los estudios correspondientes y lo que detectaron los médicos fue que un riñón estaba atrofiado y otro funcionaba un 30 por ciento. A partir de ese momento, todo dependía de un donante: “Mi hermana menor empezó a hacerse los estudios de compatibilidad, que por suerte dieron un 100 por ciento de genética compatible. Por ende, mi ángel de la guarda tomó la decisión más hermosa, el acto de amor más divino que una persona puede hacer, y luego de ser por primera vez madre, dejó a su hijita recién nacida para darme una segunda oportunidad y decidió ser mi donante”.

La etapa siguiente fueron los complejos estudios que requiere la intervención, hasta que llegó el día tan esperado: “La operación para mi duró 2 segundos, pero fueron 2 horas intensas. Todo salió diez puntos y en seis días estaba recuperándome en casa y disfrutando ya, de mi segunda oportunidad”, confesó Hernán.

Y, como toda su vida estuvo ligada al deporte, él eligió continuar con su pasión después de su trasplante renal. Por eso, cuatro meses más tarde, se puso en contacto con la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina: “Me reactivé en un deporte muy recomendable para todo el mundo que es la natación. De ahí en más me empecé a informar y me enteré de los Juegos Argentinos y Latinoamericanos para deportistas trasplantados. ¡Fue la mejor noticia que me podían dar!”. Entonces, Hernán comenzó a entrenar para llegar en forma a la competencia e incluso llegó a ganar siete medallas.

“La donación de órganos es súper importante. Es dar vida y este es el fiel reflejo”, concluye Hernán.

Fuente: INCUCAI.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*