a Mitos y realidades sobre la donación de órganos | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Mitos y realidades sobre la donación de órganos

La principal causa de los miedos e inseguridades es la falta de información.

Mitos y realidades sobre la donación de órganos

A la hora de considerar la posibilidad de donar órganos, pueden surgir ciertos temores. En principio, es importante destacar que los donantes pueden ser todas aquellas personas que generosamente quieran donar a quienes aguardan un trasplante como única y última posibilidad de vida. La trasparencia de este acto es garantizada por el INCUCAI, el único organismo oficial que tiene autoridad para solicitar la donación y proceder a ejecutarla. En definitiva,  se encarga de fiscalizar las actividades de donación y trasplante de órganos en Argentina.

Entre los interrogantes más frecuentes sobre esta temática, pueden aparecer:

“Mi religión no apoya la donación de órganos”. Según el Episcopado Argentino, la donación es un “acto de solidaridad y fraternidad humana y una prueba de que el cuerpo muere, pero jamás el amor que lo sostiene”. Esta postura es compartida por la mayoría de las religiones.

“Nadie va a querer mis órganos por mi edad o condición médica”. El INCUCAI revisará la historia clínica y realizará estudios médicos para determinar la aptitud de los órganos del donante.

“Debo pagar para realizar la donación”. La donación de órganos es un acto de amor solidario. Nadie puede percibir compensación económica por ello así como tampoco nadie podrá exigir pago alguno por el órgano trasplantado.

“La gente con mayor poder económico podrá avanzar en la lista de espera mientras que los demás deben aguardar más tiempo”. La posición en la lista de espera no tiene en consideración factores como la etnia, edad, ingresos y clase social. Por el contrario, es imprescindible el tipo sanguíneo, la urgencia médica, la ubicación geográfica, el tamaño del órgano y la compatibilidad de los tejidos.

“Puedo querer donar un órgano, pero no todos”. La persona puede especificar que órganos quiere donar. En todos los casos se respetarán sus deseos.

Por último, muchas personas se preguntan si pueden ser donantes en vida. En este caso, el órgano más común para donar es el riñón, ya que se puede desarrollar una vida normal con un solo en funcionamiento. Además, la donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existan perspectivas de éxito para el receptor.

Fuente: FATH.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*