a Recomendaciones para prevenir la enfermedad renal crónica | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Recomendaciones para prevenir la enfermedad renal crónica

Uno de los pilares fundamentales es mantener un estilo de vida que disminuya los riesgos.

Recomendaciones para prevenir la enfermedad renal crónica

Las enfermedades renales, si son tomadas y diagnosticadas a tiempo, pueden tener cura. Pero, en ciertas ocasiones, pueden progresar a formas más avanzadas y los riñones dejan de funcionar. Eso se llama Enfermedad Renal Crónica irreversible, aunque la función se puede reemplazar con un tratamiento llamado terapia sustitutiva renal, que es la diálisis, y eventualmente curarse mediante un trasplante renal, de donante vivo o cadavérico.

El primer factor fundamental para prevenir la enfermedad renal es el diagnóstico temprano. Es que, al igual que la diabetes y la hipertensión arterial, es catalogada por los médicos como una “enfermedad silenciosa”, es decir, no suele dar síntomas. Cuando estos aparecen, la enfermedad ya suele estar avanzada, por eso es importante realizarse chequeos. Un sencillo análisis de orina y de sangre, para determinar creatinina, son los que permiten llegar a dicho diagnóstico.

La consulta al médico es otro paso fundamental para la prevención. Luego de los 40 años, debería efectuarse al menos una consulta anual. El enfoque de la enfermedad renal crónica debe ser necesariamente multidisciplinario, y con trabajo en equipo, destacándose como actor principal el médico de atención primaria. Cuando él lo considere oportuno, realizará una interconsulta con el especialista, el medico nefrólogo.

A su vez, el paciente debe tener un estilo de vida que disminuya los factores de riesgo, no solamente de las enfermedades renales, sino de las cardiovasculares: evitar el tabaquismo, el alcoholismo, el sedentarismo y su consecuencia que es el sobrepeso.

Por último, la dieta es otro de los factores más importantes en la prevención. Por eso, se recomienda mantener un régimen saludable: disminuir la ingesta de sal,no solamente no añadiendo la misma a las comidas, sino evitando las que son ricas en ella (alimentos en conserva, enlatados y embutidos).Tambiénhay que evitar los que son ricos en hidratos de carbono(azúcar) y la comida chatarra. Reducir la ingesta de carne vacuna, aumentar la de pescado y tratar de incorporar varias piezas de frutas y verduras por día, son otras de las claves para mantener una dieta equilibrada y así prevenir enfermedades renales.

Fuente: S.A.N

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*