a ¿Cómo cuidarse con las grasas en una dieta post trasplante de hígado? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Cómo cuidarse con las grasas en una dieta post trasplante de hígado?

Una pequeña cantidad es recomendable, pero hay que tener precaución a la hora de elegir qué tipo consumir.

¿Cómo cuidarse con las grasas en una dieta post trasplante de hígado?

Si bien las grasas se pueden incluir en una dieta equilibrada, es importante saber que todas son altas en calorías y que es necesario regularlas. Por eso, se debe elegir con cuidado a la hora de consumirlas.

Existen tres variedades de grasas en los alimentos:

  • Saturadas: Este es el tipo malo de grasa, ya que aumenta el nivel del colesterol en sangre. Provienen de las carnes, manteca, crema, leche, queso y productos de leche integral. Se recomienda reducir la cantidad de este tipo de grasas en la dieta.
  • Poliinsaturadas: Esta es una grasa líquida que se encuentra en aceites vegetales líquidos, en nueces, semillas y en el pescado. Algunas fuentes de este tipo de grasa son los aceites y las margarinas de girasol, las semillas de lino, el aceite de cártamo, semillas de girasol y los porotos. El régimen alimentario diario debe incluir más de este tipo de grasa.
  • Monoinsaturadas: Es una grasa líquida a temperatura ambiente pero se vuelve sólida cuando se enfría, como los aceites de oliva y de canola. Otras fuentes son las paltas, las avellanas y las almendras. Son recomendables para incluir en la dieta cotidiana.

Para cocinar con menos grasa, se recomienda:

  • Hacer las carnes a la parrilla o al vapor en vez de freírlas.
  • Condimentar con hierbas frescas, especias, jugo de limón o mostaza.
  • Remover la grasa de la carne que sea visible.
  • Quitar la grasa de la superficie de las sopas y guisos.
  • En vez de aceite, usar spray de cocinar.

Por otro lado, en los paquetes de alimentos se incluye información sobre las “grasas trans”. Estas no son recomendables ya que tienen una mayor probabilidad de tapar las arterias. Se forman cuando los aceites vegetales se solidifican y se convierten en margarina y manteca: se encuentran en las papas fritas, el pollo frito, las donas, las galletas y los dulces de repostería. Las grasas trans se utilizan en estos alimentos en vez del aceite porque puede mejorar el sabor, retarda la caducidad del producto y puede reducir el costo.

 

Fuente: International Transplant Nurses Society (ITNS)

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*