a ¿Cómo es el post-operatorio de un trasplante de riñón? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Cómo es el post-operatorio de un trasplante de riñón?

La mayoría de los pacientes se despierta de su anestesia dentro del quirófano.

¿Cómo es el post-operatorio de un trasplante de riñón?

El período que le sigue a toda cirugía es el famoso post-operatorio, donde transcurren distintos acontecimientos según el tipo de operación que se haya realizado. En el caso del trasplante renal, en la mayoría de los casos el paciente comienza a despertarse dentro del quirófano.

Suelen quedar pocos recuerdos de este momento por los efectos de las drogas anestésicas que se utilizan durante la operación. Una vez que el médico anestesiólogo lo considere, el paciente se traslada en camilla hasta la sala de recuperación de la Unidad de Trasplante, donde permanecerá cerca de doce horas. Después, si está todo bien, se irá despertando y probablemente, sentirá dolores en la zona operada que, sin duda, serán suprimidos por la medicación analgésica indicada.

En estos primeros instantes se realizan controles de presión arterial y pulso, mientras se acomoda la vía de acceso vascular (el suero), la sonda vesical y el drenaje quirúrgico. Todas estas tareas, además de colocar un electrocardiograma continuo, las realiza el personal de enfermería.

Durante las primeras 24 horas, el paciente será controlado reiteradas veces por enfermería y el equipo médico. El mejor síntoma que puede pasar es que comience a orinar inmediatamente, porque esto indica que el riñón está funcionando bien. Los primeros dos días puede haber sangre en la orina, es normal.

Tampoco sería raro si fuera necesario realizar una sesión de diálisis para extraer el exceso de líquido o de potasio. Durante este período no se podrán ingerir alimentos ni bebidas: toda la medicación será administrada por vía endovenosa a través del suero.

A medida que transcurran las horas, la necesidad de analgésico va a disminuir, la orina se irá aclarando y reaparecerán los ruidos intestinales normales. Esta mejoría permitirá al paciente comenzar con una dieta líquida y luego, una liviana.

Fuente: CUCAIBA.

 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*