a La vida después de un trasplante: cuando el amor familiar va más allá | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

La vida después de un trasplante: cuando el amor familiar va más allá

Diego Cabrera sufría de síndrome urémico hemolítico y recibió un riñón.

La vida después de un trasplante: cuando el amor familiar va más allá

Diego Cabrera nació sano y a los nueve meses le descubrieron una enfermedad llamada Síndrome Urémico Hemolítico, que afecta principalmente los riñones. En 1981, la afección era poco conocida, por lo que Diego pasó mucho tiempo internado en el Hospital Posadas de Buenos AIres hasta que finalmente dieron con un diagnóstico y consiguió el alta médica.

“Gracias a los grandes médicos que tenía ese hospital me sacaron adelante, pero los riñones quedaron muy resentidos. Hice una vida normal, aunque con chequeos, hasta que a los 27 años empecé a decaer y tuve que comenzar diálisis tres veces por semana por cuatro horas diarias, por lo que dependía de una máquina para poder vivir”, explica Diego, y agrega que para él esta fue una experiencia muy traumática.

Días después, cansado de sentirse mal, decidió hablar con sus dos hermanas y su madre. Les expresó que no soportaba más estar así y les pidió ayuda, hasta que hablaron con el médico y así comenzaron los estudios para ver quién tenía compatibilidad con él. Su mamá resultó ser incompatible, al igual que su hermana menor. Afortunadamente, la mayor tuvo una compatibilidad del 94 por ciento.

Si bien Diego cuenta que nunca tuvo una gran relación con ella, a la hora de donarle una parte de su cuerpo no dudó en ayudarlo: “La vi como una Virgen por hacer eso por mí, mi hermana me estaba extendiendo la vida y el sentimiento era inexplicable.”

En 2010 finalmente recibió el riñón de su hermana mayor. Hoy, a los 35 años, tiene un perfecto estado de salud: “Me hice fanático del deporte y corrí maratones de cinco y diez kilómetros, nado 4 mil metros por semana y estoy muy enamorado de mi novia.”

 

Fuente: Télam.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*