a ¿Qué es el proceso de comunicación en la donación? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Qué es el proceso de comunicación en la donación?

Se inicia luego de certificar el fallecimiento de una persona que no tiene contraindicaciones para ser donante.

¿Qué es el proceso de comunicación en la donación?

El objetivo fundamental del proceso de comunicación en la donación es brindar el apoyo necesario a la familia para que inicien el proceso de duelo, informando detalladamente y comunicando en forma eficaz cuál es la situación de la persona fallecida. Para esto, previamente, el profesional que realiza la comunicación debe corroborar en los registros nacionales y DNI del fallecido, si se había expresado como donante, ya sea en forma afirmativa o negativa. Además, este proceso se inicia inmediatamente después de certificar que aquella persona fallecida no tiene contraindicaciones médicas ni legales para ser donante de órganos y tejidos.

En el caso de que no exista una expresión de voluntad con respecto a la donación, surgirá de la familia, cuál era la última voluntad manifestada por el fallecido. Sin embargo, si nunca dijo nada se lo considerará un donante presunto.

Después, se procede a comunicarle la situación a la familia: expresión afirmativa, expresión negativa o ausencia de manifestación. De esta manera, la familia tendrá la responsabilidad de tomar la decisión de donar. En caso de menores de 18 años, son ambos padres quienes deben elegir, trabajando siempre en el marco de la relación de ayuda, para lograr la empatía necesaria.

Los profesionales del sistema sanitario, que realizan esta delicada tarea poseen no solo especial vocación y aptitudes personales, sino también un entrenamiento específico y continuo. Esto les permite alcanzar los conocimientos técnicos, habilidades, capacidades y destrezas necesarias para llevar a cabo dicha comunicación de manera efectiva, centrándose principalmente en las necesidades inmediatas de los miembros de la familia del potencial donante. Así podrán asimilar la situación y recuperar la confianza para iniciar el duelo correspondiente.

Una vez finalizado el proceso, se realiza la entrevista de cierre y se acuerda con la familia el próximo contacto con la institución. En algunos casos, una carta de agradecimiento con edad y sexo de los receptores; en otros, un seguimiento personalizado con entrevistas posteriores. En algunas oportunidades, un llamado telefónico a la familia informando el destino de los órganos donados es recibido como signo de interés y dedicación. Es importante saber que los profesionales se constituyen en referentes para las familias de donantes, a quienes pueden recurrir de ser necesario.

 

Fuente: INCUCAI.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*