a 14 consejos sobre nutrición para cuidar el hígado | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

14 consejos sobre nutrición para cuidar el hígado

Con higiene, una buena alimentación y hábitos saludables, se pueden prevenir muchas enfermedades del órgano.

14 consejos sobre nutrición para cuidar el hígado

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo y uno de los más importantes. Participa en muchas funciones vitales del organismo, incluyendo la transformación de los alimentos en energía, la síntesis y la descomposición de proteínas y la eliminación de las toxinas de la sangre. Por eso, además de cuidarlo yendo al médico y realizando los chequeos correspondientes, es importante conocer ciertas cuestiones.

1- Algunas personas con enfermedad hepática tienen que consumir una dieta especial, la cual protege al hígado del trabajo esforzado y lo ayuda a funcionar.

2- Las proteínas normalmente ayudan a la reparación del tejido. También previenen la acumulación de grasa y daño a las células hepáticas. El tratamiento contra la encefalopatía hepática requiere, además de otros muchos cuidados,  restringir el consumo de proteína de origen animal por lo que se debe sustituir con proteína de origen vegetal, incrementando el consumo de cereales con leguminosas.

3- La enfermedad hepática puede afectar la absorción de alimentos y la producción de proteínas y vitaminas. Por eso, la dieta puede influir en el peso, apetito y en las cantidades de vitaminas que se presentan en el cuerpo.

4- Enfocarse en la prevención de enfermedades más que en su corrección. Para esto es indispensable tener buenos hábitos de higiene, hacer ejercicio, alimentarse saludablemente, beber agua y el evitar el  exceso de alcohol.

5- El alcaucil es un alimento muy recomendable.

6- Beber mucha agua y asegurarse de que no esté contaminada.

7- Ser cuidadoso y lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer.

8- Evitar el contacto con sangre o fluidos corporales contaminados que podrían darse al consumir drogas por vía intravenosa, al tener relaciones sexuales con personas que podrían estar infectadas o al aplicarse tatuajes.

9- Evitar consumir bebidas alcohólicas en exceso. En lo posible no más de una copa de vino o un vaso de cerveza al día.

10- Moderar el consumo de bebidas, refrescos y postres altos en calorías. Acostumbrarse a beber agua sola con las comidas y tratar de reducir la cantidad y las ocasiones en que se consumen postres.

11- Moderar el consumo de sal. Se pueden utilizar otros condimentos tales como el comino, la canela, el ajo, el orégano, el laurel, el tomillo y la mostaza.

12- Comer frutas, verduras, cereales integrales, leguminosas, y si no se tiene contraindicación, carne magra, pollo, pescado, leche y queso bajo en grasa, pocos azúcares y un mínimo de grasas extras. También como fuente de proteína están los distintos tipos de frutos secos o nueces, pero hay que consumirlos con moderación debido al alto contenido de grasas y, por consiguiente, calorías.

13- Aprender a relajarse y no olvidar hacer ejercicio físico todos los días para mantenerse saludable por dentro y por fuera.

14- Se dice sabiamente que el hígado es el laboratorio del cuerpo, debido a sus funciones vitales. Por eso es importante cuidarlo, y mucho.

Fuente: Toronto Hispano Inc.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*