a Dieta y enfermedades cardiovasculares | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Dieta y enfermedades cardiovasculares

Existen tipos de grasas pueden actuar como factor de protección si se consumen con moderación.

Dieta y enfermedades cardiovasculares

La dieta es un punto clave en el desarrollo o prevención de enfermedades cardiovasculares. Por eso, hacer los cambios pertinentes en la alimentación disminuirá el riesgo de contraer este tipo de patologías. Por su parte, un estudio demostró que llevar una dieta baja en grasas saturadas con abundante consumo de verduras y frutas disminuye el 73 por ciento el riesgo de presentar eventos cardiacos en comparación con la dieta promedio en el mundo desarrollado.

Por eso es importante saber que el consumo excesivo de grasa incrementa el riesgo de presentar cardiopatías debido a su alto aporte de calorías, lo que aumenta la posibilidad de presentar obesidad, otro factor de riesgo. En la comida se pueden encontrar diferentes tipos de grasa como: poliinsaturadas, monoinsaturadas, saturadas y grasas trans, y cada una de ellas tiene diferentes efectos.

Comer demasiadas grasas saturadas es uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar cardiopatía, ya que provoca niveles altos de colesterol LDL, conocido como “colesterol malo” porque contribuye a la formación de ateromas (placas que se forman en el interior de las arterias obstruyendo el paso de la sangre). Las podemos encontrar en productos animales como manteca, quesos amarillos, leche entera, carnes grasosas y helados. Las grasas saturadas no deben exceder el 10 por ciento de las calorías totales y en personas con diabetes el 7.

Por otro lado, se encuentran las famosas “grasas trans”. Estos ácidos grasos se forman cuando el aceite vegetal se endurece (proceso llamado hidrogenación), elevan los niveles de colesterol LDL y reducen los del HDL, conocido como “colesterol bueno” porque limpia las arterias en vez de deteriorarlas. Las grasas trans se encuentran en alimentos fritos, productos comerciales horneados (como galletitas), manteca y margarina.
Fuente: Día Mundial del Corazón.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*