a Cuidados generales del paciente con tratamiento inmunosupresor | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Cuidados generales del paciente con tratamiento inmunosupresor

Se trata de aquel que disminuye el riesgo de rechazo del órgano.

Cuidados generales del paciente con tratamiento inmunosupresor

El Sistema Inmune es el mecanismo de defensa del cuerpo. Está formado por los linfocitos (glóbulos blancos) que son la primera y principal línea de defensa. Estos reconocen a los posibles agentes agresivos para el organismo y los identifican para que puedan posteriormente ser eliminados. Tras un trasplante, las diferencias de los tejidos del donante y del receptor pueden producir que el sistema defensivo del organismo reaccione frente a éste al reconocer el órgano como extraño. Esto puede originar un fallo del órgano trasplantado, llamado “rechazo”. Para evitar esto, el paciente debe tomar una medicación que disminuya el riesgo de rechazo, denominado tratamiento inmunosupresor.

Los fármacos inmunosupresores son medicamentos que bloquean la respuesta del sistema de defensa. En el paciente trasplantado, disminuyen la capacidad del organismo de reaccionar contra células del órgano trasplantado, es decir se usan como prevención y tratamiento del rechazo. Se toman desde el primer día del trasplante y para siempre.

Para evitar infecciones cuando el paciente está bajo este tratamiento, es importante tener cuenta ciertos hábitos higiénicos:

  • Ducha diaria
  • Cuidados dentarios
  • Cepillado tras las comidas con cepillo blando y revisiones periódicas por el dentista.
  • Lavado de manos frecuente: previo a las comidas, y antes y después de utilizar el retrete.
  • Los elementos de aseo deben ser de uso exclusivo.
  • No es necesario el uso de cubiertos, ni vajilla individuales o de un solo uso. Sí es conveniente una correcta limpieza de los mismos.
  • En los primeros meses evitar los lugares concurridos, cerrados y con aire acondicionado. Utilizar mascarilla siempre que el personal sanitario se lo aconseje.

Por último, los cuidados de la piel. Se puede desarrollar acné como consecuencia del tratamiento inmunosupresor. Para prevenirlo, lo mejor es lavarse la cara con jabón neutro 2 ó 3 veces al día. También lavarse el pelo con frecuencia, mantener las uñas cortas y limpias. Si se tiene la piel seca, utilizar crema hidratante. Además, debido al aumento de sensibilidad al sol, evitar la exposición solar prolongada, llevar ropa que proteja y cuando ésta exposición sea inevitable, utilizar crema de alta protección.

Fuente: Dirección General de Calidad, Acreditación, Evaluación e Inspección – Comunicación de Madrid.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*