a Trasplante renal: cómo comer en las distintas fases | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Trasplante renal: cómo comer en las distintas fases

Es importante cuidarse tanto en la pre diálisis, hemodiálisis y diálisis peritoneal

Trasplante renal: cómo comer en las distintas fases

Los riñones son los encargados de eliminar las sustancias de desecho de la sangre y de regular los líquidos en nuestro organismo. En las enfermedades renales graves los riñones dejan de hacer estas funciones con normalidad, por lo que se debe controlar la ingestión de líquidos y de algunos alimentos.

Modificar la alimentación, no solo es una recomendación saludable, sino que junto con los medicamentos y la diálisis, es parte fundamental del tratamiento. La alimentación es vital para una correcta evolución de la enfermedad y para prevenir la aparición de otras enfermedades asociadas como la diabetes, la hipertensión o la obesidad. Por esto, es importante cuidarla en las diferentes etapas:

Pre diálisis: los objetivos en esta etapa son retrasar el deterioro de los riñones, evitar el acúmulo de desechos en la sangre  y estar bien nutrido. Para esto, la dieta debe tener ciertas características:

  • Calorías suficientes para no perder peso.
  • Con pocas proteínas (Adultos: 0.6-0.8g/Kg/día. Niños: normal en proteínas para no interferir su crecimiento y desarrollo).
  • Pocos azúcares y grasas animales.
  • Muy controlada en los alimentos que contienen fósforo.
  • Controlada en alimentos que contienen potasio por indicación médica.
  • Baja en sal.
  • Restringida en líquidos según cantidad orina.
  • Niños: la restricción de líquidos, sal, fósforo y potasio, se hará bajo indicación médica según cada caso particular.

Por su parte, en el período de hemodiálisis los objetivos son evitar el acumulo de desechos en la sangre entre sesiones,  no ganar peso entre sesiones y compensar la pérdida de proteínas y otros nutrientes. Claro que también estar bien nutrido es primordial al igual que en la etapa anterior. En este caso,  la dieta tiene que tener sus propias características:

  • Calorías suficientes para no perder peso ni engordar.
  • Más cantidad de proteínas (Adultos: 1-1.2 g/Kg/día. Niños: según indicación médica).
  • Pocos azúcares y grasas animales.
  • Bajo consumo de alimentos que contienen fósforo (Adultos: aprox. 1200 mg/día) y potasio (Adultos: aprox. 2200 mg/día).
  • Poca sal.
  • Muy restringida en líquidos.
  • Los fines de semana reducir al mínimo el consumo de sal y líquidos para no ganar mucho peso.

Compensar el aporte de calorías y de proteínas del líquido de diálisis, evitar el acumulo de desechos en la sangre y controlar la saciedad son los objetivos de la siguiente fase: diálisis peritoneal. En esta etapa, es importante mantener una dieta que sea:

  • Baja en calorías para no engordar.
  • Rica en proteínas (Adultos: 1.2-1.5g/Kg/día. Niños: según indicación médica).
  • Baja en azúcares y grasas animales.
  • Moderada en alimentos que contienen fósforo (Adultos: aprox. 1500 mg/día) y potasio (Adultos: aprox. 2500 mg/día).
  • Sal: según tolerancia. Niños: normal en sal y aporte extra para no interferir su crecimiento y desarrollo.
  • Restringida en líquidos según cantidad orina.

Fuente: Sociedad Andaluza de Nefrología.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*