a La alimentación en los niños con enfermedad renal crónica | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

La alimentación en los niños con enfermedad renal crónica

Las recomendaciones nutricionales para los más chicos son similares a las indicadas para los adultos.

La alimentación en los niños con enfermedad renal crónica

Dependiendo de las circunstancias individuales, y de la fase en que se encuentren (prediálisis, hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplantado) los niños deben llevar una alimentación particular. Sin embargo, las recomendaciones nutricionales para los pequeños pacientes son similares a las indicadas para los adultos. Lo que los diferencia, es que se encuentran en un periodo de pleno desarrollo, por lo que su alimentación debe garantizar el aporte de nutrientes que asegure un crecimiento adecuado.

Leche

Debe ser entera, en cantidad de unos 300 ml al día. Se puede sustituir alguna ración por un yogur o postre lácteo enteros teniendo en cuenta que tienen más proteínas que la leche. Para lactantes y niños pequeños existen fórmulas con menor contenido en fósforo y otras especiales con muy bajo contenido en potasio y fósforo. El médico indicará la más adecuada.

Carne, pescado y huevo

Dar preferencia a la carne de ave (sin piel) y al pescado blanco, y con menos frecuencia ternera, cerdo y cordero. Controlar el consumo de pescado azul (sin piel) y evitar los embutidos.

Azúcares

Evitar los azúcares refinados como bebidas refrescantes, dulces, chocolate y golosinas.

Grasas

Evitar alimentos con mucha grasa, fritos, frutos secos, papas fritas, etc.

Suplementos nutricionales

En ocasiones puede ser necesario aportar suplementos nutricionales o recurrir a la instauración de nutrición enteral a través de una sonda nasogástrica o de gastrostomía percutánea.

Agua y sal

El agua utilizada en la preparación de las leches de los lactantes menores de 1 año debe ser de baja mineralización. La etiqueta del envase lo informa: sodio menor de 25 mg/l y calcio menor de 50 mg/l. Se le debe cocinar con poca sal y no añadir en la mesa.

Fuente: Servicios Municipales de Salud de Murcia – ADAER.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*