a La inactividad física, causa directa del 30% de infartos y anginas de pecho | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

La inactividad física, causa directa del 30% de infartos y anginas de pecho

Un estudio reveló que el ejercicio físico en mayores de 65 años disminuye la mortalidad cardiovascular.

La inactividad física, causa directa del 30% de infartos y anginas de pecho

Según la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física se convirtió en el cuarto factor de riesgo de mortalidad, causante del seis por ciento de las muertes que se producen en el mundo y del 30 por ciento de las cardiopatías isquémicas (infarto y angina de pecho).

A pesar de estos datos alarmantes, todavía existe un 60 por ciento de la población mundial sedentaria. Sin embargo, hay evidencias científicas que demuestran los beneficios de la práctica de actividad física: de acuerdo con la World Heart Federation, realizar 150 minutos a la semana de ejercicio moderado o una hora de ejercicio vigoroso, puede reducir hasta en un 30 por ciento el riesgo coronario.

El Dr. Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón, explica que  “los beneficios cardiovasculares en la práctica de la actividad física son innegables: mejoran la estructura y la función tanto del corazón como de los vasos sanguíneos, contribuyendo a reducir la presión arterial y la frecuencia cardiaca, los niveles de colesterol, disminuyendo el peso graso y facilitando el control de los niveles de glucosa.  Entonces, seguir un estilo saludable no es solo beneficioso para el cuerpo sino que también mejora el estado de ánimo y la percepción de uno mismo.

Los beneficios de la actividad física existen en todas las edades. Pero un dato interesante que reveló un estudio presentado en el último Congreso Europeo de Cardiología es que el ejercicio moderado en personas mayores de 65 años disminuye la mortalidad cardiovascular en un 50 por ciento.

Aunque el efecto beneficioso del ejercicio es evidente, el especialista advierte que aquellas personas que padezcan algún tipo de enfermedad cardiovascular deben consultar previamente con su médico qué tipo de deporte, y en qué intensidad, pueden practicar. Además todos aquellos que deseen empezar una actividad intensa deben realizarse un chequeo médico previo que descarte cualquier posible enfermedad.

Fuente: Fundación del Corazón.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*