a La dieta y el riesgo de cardiopatía isquémica en pacientes con VIH | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

La dieta y el riesgo de cardiopatía isquémica en pacientes con VIH

Un cambio en la alimentación puede reducir el riesgo de enfermedad.

La dieta y el riesgo de cardiopatía isquémica en pacientes con VIH

Generalmente, los pacientes con VIH presentan un riesgo cardiovascular superior al de la población general, llegando incluso a duplicar el riesgo de infarto agudo de miocardio (IAM) y pudiendo padecerlo a una edad más temprana.

El Dr. Sergio Raposeiras, miembro de la Fundación Española del Corazón, explica: “Existen estudios que demuestran que un paciente diagnosticado de VIH desde hace diez años ha ido aumentando su riesgo cardiovascular hasta llegar a igualarlo con el de una persona diez años mayor que ella”.

Sin embargo, los pacientes diagnosticados de VIH pueden minimizar el riesgo siguiendo una buena alimentación y realizando actividad física moderada. En el primer caso, se recomienda visitar un dietista y seguir las pautas marcadas por este, para poder detectar posibles desequilibrios:

  • Mantener un consumo calórico equilibrado con el gasto energético.
  • Limitar el consumo de grasas saturadas, colesterol y carbohidratos refinados.
  • Reducir el consumo total de grasas y el colesterol.
  • Consumir verduras, frutas y cereales y leguminosas con fibra.
  • Reducir el consumo de bebidas y alimentos con azúcares añadidos.
  • Consumir alimentos sin sal o con poca cantidad.
  • Consumir pescado, aves sin piel y carne magra (pollo, pavo).
  • Evitar dietas poco controladas.
  • En el caso de padecer sobrepeso, se recomienda bajar de peso evitando al máximo las dietas de hambre, puesto que pueden debilitar el sistema inmunitario.

Por último, es importante limitar el consumo de alcohol: en el caso de las mujeres no beber más de una bebida al día y en el caso de los hombres no beber más de dos. Y, en caso de tener hepatopatía, tumores, tuberculosis, diarrea, abandonarlo por completo.

Fuente: Fundación del Corazón.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*