a Un corazón saludable para siempre | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Un corazón saludable para siempre

Muchos niños que son sometidos a trasplantes de corazón siguen viviendo con normalidad.

Un corazón saludable para siempre

Hoy en día, cuando los más pequeños deben atravesar una intervención cardíaca pueden seguir llevando una vida normal y  saludable, una vez que se recuperan de la cirugía. Después del trasplante, necesitan medicamentos para ayudar a prevenir complicaciones y someterse a chequeos regulares para controlar la función cardíaca.

Por eso, para ayudar a que salga todo bien, es importante asegurarse de seguir estrictamente el régimen de medicación. Es fundamental tener en cuenta que los medicamentos contra el rechazo pueden causar algunos efectos secundarios no deseados, tales como fiebre, dolor de cabeza, náuseas, cansancio e irritabilidad. Lamentablemente, estos también dejan al niño vulnerable a determinadas infecciones. Por esta razón, el riesgo es mayor luego de la cirugía y se le administrarán otros medicamentos para ayudar a reducirlo. Cuando sea posible, el pequeño deberá evitar el contacto con las personas que están enfermas para disminuir las probabilidades de contraer una infección.

Tampoco hay que dejar de verificar la presencia de signos de infección y rechazo, incluidos fiebre, cansancio, dificultad para respirar, vómitos, aumento de peso y poco apetito. Si aparecen estos síntomas, hay que consultar inmediatamente a un médico. Sumado a esto, se debe alentar al pequeño a que realice ejercicio con asiduidad y coma bien.

Tras el trasplante, los chequeos se harán con frecuencia, quizá una vez por semana. Gradualmente, estos se tornan menos frecuentes y es posible que con el transcurso del tiempo sean necesarios solamente una o dos veces al año.

 

Fuente: Kids’ Health.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*