a Cómo entender las emociones después del trasplante | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Cómo entender las emociones después del trasplante

Algunos pacientes sufren más estrés que antes de recibirlo.

Cómo entender las emociones después del trasplante

El proceso del trasplante puede ser una experiencia emocional muy difícil. Algunos pacientes sufren más dificultades emocionales y estrés mientras esperan por un órgano. Otros sienten más estrés después del trasplante según van aprendiendo a sobrellevar los cambios en su vida.

Durante los primeros meses después del trasplante, los receptores pueden sentir una variedad de emociones incluyendo ira, frustración, sentimientos de culpabilidad y depresión. Estos sentimientos pueden afectar a la persona por diferentes razones y en distintas formas. Lo que es emocional y estresante para uno puede no serlo para otra persona.

Algunos síntomas comunes que las personas pueden sentir cuando están tratando con estos problemas incluyen:

  • Sentirse triste, deprimido, enojado, ansioso o abrumado.
  • Llorar con frecuencia o fácilmente.
  • Dificultad para concentrarse.
  • No dormir bien, dormir demasiado, o no poder quedarse dormido.
  • Estado de ánimo cambiante.
  • Cambios en el apetito.

Sentirse emocional también puede estar relacionado con los efectos secundarios de los medicamentos o con un problema médico. Por eso, es importante hablar con el doctor y con su equipo de trasplante sobre cómo se siente el paciente. Ellos tomarán en cuenta las emociones cuando examinen los resultados de las pruebas de sangre, medicamentos, examen físico y los informes de los procedimientos.

Por último, es importante desarrollar estrategias para sobrellevar las emociones y sentimientos después del trasplante. Algunas cosas que el paciente puede hacer para ayudarse a sí mismo incluyen:

  • Hacer ejercicios con regularidad y ser lo más activo posible.
  • Participar en actividades sociales con amigos y familiares en su casa y en su comunidad.
  • Mantener una dieta saludable.
  • Establecer una rutina para ir a dormir. Tomar siestas si las necesita y descansar lo suficiente.
  • Encontrar la forma de relajarse a través de la música, las actividades sociales, las artes y artesanías, el yoga y/o la meditación y respiración.
  • Reconocer y entender cómo se siente.
  • Dejarles saber a su familia y a sus amigos que necesita de su apoyo. Hablar con ellos sobre cómo se siente.
  • Hablar con otros pacientes de trasplante a través de grupos de apoyo. A veces es beneficioso hablar con otras personas que han pasado por la misma experiencia.
  • Es posible que sea beneficioso hablar con un consejero profesional. El equipo de trasplante le puede recomendar al paciente alguien que lo pueda ayudar.

 

Fuente: International Transplant Nurses Society

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*