a Consejos para el verano: controlar la sed y cuidar el acceso vascular | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Consejos para el verano: controlar la sed y cuidar el acceso vascular

Es una época especialmente delicada para los pacientes en diálisis.

Consejos para el verano: controlar la sed y cuidar el acceso vascular

Con las altas temperaturas los pacientes en diálisis tienen que tener un especial cuidado, pero respetando las recomendaciones adecuadas y un seguimiento correcto de la dieta, los enfermos renales pueden llevar una vida normal y disfrutar de esta época como los demás.

Los pacientes en diálisis tienen que tener un especial cuidado para controlar su sed y vigilar la cantidad de líquido que ingieren. A pesar de que es importante mantenerse hidratado durante esta época del año, el exceso de líquido puede ser muy perjudicial. Por eso, los especialistas aconsejan tener en cuenta ciertas claves para calmar la sed sin dañar la salud durante los calurosos meses de verano.

El consumo recomendado de agua es de 500 ml al día (2 vasos entre diálisis) más el volumen de orina residual, por eso aconseja que cada paciente además de controlar la cantidad de líquido que ingiere, incluyendo el agua que contienen muchos alimentos, mida con frecuencia lo que orina en un día, para evitar que la ganancia de peso entre diálisis no supere los 2 kg (1 litro de agua/liquido pesa un kilo).

Algunos consejos para evitar ingerir exceso de líquido:

  • Chupar un cubito de hielo (permanece más tiempo en la boca que el agua), un pedazo de caramelo amargo sin azúcar o una rodaja de limón o lima para ayudar a saciar la sed.
  • Tomar fruta congelada como uvas, trozos de piña o de manzana o jugo de arándano (asegurándose de contar estas frutas como parte de su porción de frutas al día).
  • Si resulta inevitable beber, hacerlo dando sorbos pequeños y lentamente,  en lugar de tomarse rápidamente un vaso completo.
  • No agregar sal a la comida, evitar los alimentos salados o picantes, ya que pueden dar más sed.
  • Lavar los dientes a menudo para sentirse fresco.
  • Si  se tiene diabetes hay que tratar de mantener buen control del nivel de azúcar en su sangre. Niveles altos de glucemia en la sangre pueden provocar sed.
  • Evitar exponerse al exceso de calor.

Por otro lado, cabe destacar que durante el verano los pacientes renales en programa de hemodiálisis no requieren de cuidados especiales para su acceso vascular. Los pacientes con fístula arteriovenosa pueden bañarse en piscinas y playas sin problema, mientras que aquellos que tienen un catéter sí precisan una atención particular: hay que cuidar mucho que no estén mojados ni sucios ya que las altas temperaturas, la arena de la playa y el hecho de portar ropa más ligera aumenta los riesgos de infección.

 

 

Fuente: Fundación Renal

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*