a El trasplante en primera persona: a Fernando le cambió la vida | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

El trasplante en primera persona: a Fernando le cambió la vida

Gracias a un trasplante de páncreas y riñón, ya no precisa diálisis ni insulina para vivir.

El trasplante en primera persona: a Fernando le cambió la vida

Fernando Bravo, un padre de familia de 39 años de edad, es protagonista del primer trasplante renopancreático, realizado en un hospital público bonaerense. Sucedió en el hospital Eva Perón, en el Partido de San Martín.

Tenía 14 años cuando fue diagnosticado con diabetes tipo 1, un tipo de diabetes infanto-juvenil. Más tarde, una insuficiencia renal crónica lo obligó a someterse a tratamientos de diálisis, lo que debía hacer tres veces cada semana, conectándose durante cuatro horas a una máquina que filtraba su sangre.

“El primer mes me costó un montón. A veces lloraba, me agarraba una desesperación. Después me acostumbré, lo tomé como un trabajo: iba a trabajar y volvía”, señaló Fernando. Un día, mientras se encontraba en pleno tratamiento de diálisis, recibió la noticia de que sería trasplantado. Por la noche, fue operado.

“Se le trasplantó el páncreas y el riñón. Primero el páncreas, porque tiene un tiempo de isquemia fría corta. O sea que hay que ponerlo rápido, porque dura poco una vez que está extraído. Y a continuación, en el mismo acto, se trasplantó el riñón”, explicó Lorenzo Toselli, director del Crai Norte del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (CUCAIBA).

Si bien se trata del primer trasplante de este tipo realizado en un hospital público de la provincia de Buenos Aires, el INCUCAI informa que, a nivel nacional, durante los últimos diez años se llevaron a cabo 657 trasplantes renopancreáticos. Actualmente, existe una lista de 148 personas en espera.

Dada su pronta recuperación, el caso de Fernando sorprendió a los médicos. Desde hoy, él ya no precisará insulina y su función renal es normal, por lo que tampoco necesitará más diálisis. Como cualquier otra persona trasplantada, deberá seguir una dieta estricta y un tratamiento de inmunosupresión.

 

Fuente: Clarín

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*