a Hábitos saludables: mantener el azúcar en equilibrio | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Hábitos saludables: mantener el azúcar en equilibrio

Es fundamental para pacientes diabéticos, pero también para personas sanas.

Hábitos saludables: mantener el azúcar en equilibrio

La glucosa provee al organismo toda la energía necesaria para llevar adelante las tareas de la vida cotidiana, y también para los procesos biológicos de los que no se tiene conciencia, como la multiplicación de las células, sin ir más lejos. Es por eso que mantenerla en un sano nivel resulta fundamental para una buena salud.

El desequilibrio de azúcar en sangre no es exclusividad de las personas que padecen diabetes. De hecho, puede pasarle a todo el mundo y es preciso estar atento a ello, puesto que las subidas y bajadas de azúcar afectan la calidad de vida. Incluso puede ser un indicio de que algo no anda bien en el organismo, una especie de preaviso de algún inconveniente de salud.

Según los alimentos ingeridos y el nivel de actividad física, los niveles de azúcar en sangre fluctúan durante el día. Existen algunas recomendaciones a tener en cuenta para ayudar a mantener equilibrado este factor:

  • Se recomienda repartir la ingesta diaria en tres grandes comidas, intercalando tres tentempiés frugales. También pueden realizarse seis comidas moderadas, repartidas de manera uniforme.
  • La fuente de energía debe estar siempre provista por carbohidratos complejos y proteínas, aunque con especial cuidado en las porciones, para no cometer excesos.
  • Para ayudar a que los niveles de azúcar se alcancen de manera controlada, es importante incrementar el consumo de fibra, especialmente verduras, frutas, legumbres y granos.
  • Ante la presencia de un bajón del nivel de azúcar, es recomendado recurrir a la ingesta de jugos de fruta.
  • El ejercicio físico, aproximadamente media hora de movimientos de intensidad moderada, siempre adecuado a la edad y condición física, aumenta la sensibilidad a la insulina y fomenta la utilización del azúcar en sangre.
  • El estrés hace que el cuerpo libere hormonas que, a su vez, disparan los niveles de azúcar en sangre. Por eso es importante mantenerse relajado. Disciplinas como el yoga, la meditación o las técnicas de respiración ayudan.
  • Dormir bien ayuda al páncreas a regular el nivel de insulina en sangre. Es importante alcanzar unas ocho horas de buen descanso.
  • Es aconsejable reducir el consumo de alcohol, beber despacio y con moderación. Evitar hacerlo con el estómago vacío.

 

Fuente: Fundación del Corazón

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*