a ¿Qué es la Hemodiálisis? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Qué es la Hemodiálisis?

¿En qué consiste este tratamiento?

¿Qué es la Hemodiálisis?

La hemodiálisis es un procedimiento por el cual la sangre del paciente se pasa por un filtro denominado dializador para poder eliminar las sustancias que se acumulan por la falta de función de los riñones. Entre otras cosas, el tratamiento sirve para equilibrar el medio interno (sodio, potasio, magnesio, etc.), eliminar el exceso de agua y corregir el déficit de bicarbonato que produce la insuficiencia renal.

Para llevar a cabo el tratamiento se utiliza un circuito extracorpóreo que permite obtener la sangre del paciente a través de un “acceso vascular”, hacer que esta pase por el dializador y retorne al cuerpo purificada. Todo el proceso es controlado por una máquina que se programa para que sea efectivo y seguro.

Para que el tratamiento sea efectivo se necesitan flujos de sangre elevados (de entre 300 y 500 ml/min), que no es posible obtener a través de una vena común o arteria. Por eso se han diseñado distintas alternativas para realizar el procedimiento: las fístulas (unión de una vena y una arteria quirúrgicamente), las prótesis vasculares (vena de material sintético) y los catéteres (dispositivo para casos urgentes).

La hemodiálisis es un tratamiento ambulatorio en el que el paciente concurre al centro de diálisis 3 veces por semana, durante aproximadamente 4 horas y retorna a su domicilio. Por lo general, el equipo médico que interviene en esta clase de tratamiento está compuesto por médicos, enfermeros, nutricionistas, asistentes sociales, psicólogos, etc, que le brindan al paciente la atención y contención necesaria para su enfermedad.

Al llegar, el paciente se sienta en un sillón y es conectado a la máquina de diálisis utilizando el acceso vascular. Durante el tratamiento los pacientes pueden leer, mirar televisión, conversar, y en algunas unidades se realizan otras actividades como pintura, narración, juegos, etc. Las complicaciones más comunes incluyen disminución de la presión (hipotensión arterial) y, en ocasiones, calambres o dolores de cabeza.

Uno de los objetivos del tratamiento es que el paciente mantenga o recupere sus actividades habituales en función de su edad y condición general. El hecho de efectuar hemodiálisis no implica tener que dejar las actividades laborales, educativas, sociales o incluso deportivas que realizaba antes de comenzar con el tratamiento. La única limitación inevitable es la necesidad de concurrir al centro de diálisis.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*