a ¿Qué es la nefritis? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Qué es la nefritis?

¿De qué se trata esta enfermedad del riñón?

¿Qué es la nefritis?

La palabra nefritis refiere a una inflamación del riñón. Los riñones son los órganos encargados de mantener al organismo limpio de impurezas. Para eso, se ocupan de filtrar la sangre y procesar ese líquido filtrado que termina eliminándose del cuerpo como orina. Los encargados de este proceso se denominan glomérulos y cuando estos funcionan indebidamente, ya sea rompiéndose o taponándose, el riñón no puede cumplir bien su función.  

En cada riñón existen un millón de glomérulos que trabajan a la vez, si algunos de ellos se rompen y otros se tapan, el cuerpo comienza a perder a través de la orina las sustancias que necesita para funcionar (como proteínas o glóbulos rojos), y a acumular en la sangre otras que debería eliminar (como exceso de líquido, urea, creatinina y distintos ácidos).  

La nefritis puede producirse en cualquiera de los dos casos anteriores y puede ser de distinto tipo y gravedad. Algunas requieren internación y tratamiento intensivo, mientras que otras se pueden tratar por consultorio. Algunas se curan completamente y otras pueden tener brotes repetidos. Algunas no producen síntomas, mientras que otras pueden llevar al paciente a sufrir insuficiencia renal severa que requiera diálisis.

Sus síntomas más frecuentes incluyen retención de líquido (que se manifiesta por un edema), pérdida de sangre en la orina (hematuria), orina espumosa, que indica pérdida de proteínas (proteinuria). También hay nefritis que no producen síntomas y se descubren mediante análisis de sangre rutinarios o hechos para descartar otras enfermedades. En estos casos, suelen aparecer pequeñas cantidades de proteínas, glóbulos rojos, urea o creatinina en la orina.

En algunos casos, la nefritis puede curarse sin tratamiento más que el control. En otros se requiere el uso de varios tipos de medicamentos  (diuréticos, antihipertensivos, corticoides o inmunosupresores) para poder manejar los síntomas y controlar la enfermedad. Cualquiera sea el caso, siempre es fundamental que el paciente coma sin sal.

En aquellos casos que no responden al tratamiento, la enfermedad suele evolucionar hacia la insuficiencia renal crónica, donde el riñón va dejando de cumplir su función y se produce una acumulación de toxinas. Cuando esto sucede en forma paulatina se pueden tomar medidas para retrasar la progresión de la insuficiencia renal. Si no, el nefrólogo evaluará la necesidad de organizar el reemplazo de la función del riñón, mediante la diálisis y el trasplante renal.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*