a “Tener una enfermedad renal crónica no fue ningún obstáculo” | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

“Tener una enfermedad renal crónica no fue ningún obstáculo”

Manuel Monasterio Pacheco cuenta cómo superó su patología para seguir adelante con su pasión, el deporte.

“Tener una enfermedad renal crónica no fue ningún obstáculo”

Unos años antes de descubrir su enfermedad, Manuel Monasterio Pacheco compartía su afición por el deporte con su esposa. En 2007, y con el nacimiento de su primera hija, dejó la actividad física: se sentía agotado. Tras varias pruebas médicas, le decían que todo era ocasionado por el estrés y ansiedad, pero tenía fuertes calambres musculares, por el exceso de minerales y había subido mucho de peso por la retención de líquidos. “En diciembre de 2008, me confirman que tengo los riñones de un niño de 5 años, hasta entonces asintomático, y en febrero de 2009 comienzo con el tratamiento de diálisis”, explica Manuel.

 

Más tarde, en noviembre de ese mismo año, recibió el regalo más grande su vida: un trasplante de riñón de una señora mayor que había fallecido. Recordando su más profundo agradecimiento a la familia, Manuel confiesa que lo tomó como una segunda oportunidad que debía aprovechar al máximo.

 

En verano de 2010 empezó a fortalecerse tanto en el deporte como en el trabajo: dirige una empresa de distribución y venta de productos cárnicos en Asturias. “Trabajo en un ambiente en teoría complicado para nosotros, cámaras frigoríficas, mucho frío en invierno, sin embargo no enfermo más que cualquiera”, comenta. Y finaliza con una profunda reflexión: “Psicológicamente, y después de verme en el fondo, no hay mejor psicólogo que ver que puedes superarte día a día, verme más fuerte y que puedo estar a la altura de cualquiera”. De esta manera, Manuel afirma que su enfermedad renal jamás le significó un obstáculo para lograr sus objetivos.

 

Fuente: Alcer – Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*