a ¿Cómo es la recuperación tras recibir un nuevo hígado? | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

¿Cómo es la recuperación tras recibir un nuevo hígado?

Cuidados necesarios para una buena rehabilitación.

¿Cómo es la recuperación tras recibir un nuevo hígado?

Tras recibir el alta, los pacientes que han recibido un trasplante de hígado deben realizar una visita al médico y hacerse un análisis de sangre antes de que transcurran 15 días de la intervención. Estos controles suelen repetirse los primeros 3 meses y continuar a lo largo de cada trimestre del primer año.

Teniendo en cuenta las necesidades de cada paciente, el médico determinará cuándo podrán espaciarse aún más las consultas. Adicionalmente, los especialistas recomiendan tener en cuenta cuidados como los siguientes para una mejor recuperación.

Higiene y prevención de infecciones: al encontrarse con las defensas bajas, la aparición de infecciones es común en los pacientes trasplantados, en especial durante los primeros 6 meses. Por este motivo es imprescindible adoptar medidas de higiene extras, como el lavado frecuente de manos y la limpieza exhaustiva de las superficies de uso frecuente. También se recomienda mantenerse alejado de ambientes que pudieran estar contaminados y utilizar barbijo si es necesario salir. 

Alimentación: es importante llevar una dieta balanceada que incorpore todo tipo de nutrientes. Además, es preciso extremar las medidas de higiene al manipular los alimentos, en especial durante los primeros 3 meses después del trasplante. 

Ejercicio: a través de la actividad física se puede ayudar en la prevención de enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y la osteoporosis. Se recomienda comenzar con ejercicios simples, como caminatas, para luego de los 3 primeros meses, ir aumentando paulatinamente la intensidad. 

Tabaco y alcohol: es fundamental abandonar hábitos como el consumo de tabaco y alcohol. El primero es perjudicial para la salud ya que produce alteraciones en el sistema cardiovascular y pulmonar, mientras que el segundo es eliminado a través del hígado, por lo que puede producir alteraciones hepáticas. Además, su consumo interfiere con la absorción de los medicamentos. 

Viajes: durante el primer año post-trasplante, se aconseja no trasladarse a países con atención médica deficiente. Es importante planificar con el médico la cantidad de medicación necesaria para la totalidad del viaje, separándola del resto del equipaje para presentarla en los controles de seguridad. Además, se recomienda evitar el consumo de agua no embotellada y de cubitos de hielo. 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*