a Destinos gemelos: con sólo 2 años recibieron trasplante de una misma donante | Vivir el trasplante Blog
Contact us on 0800 123 4567 or info@cardinal.com

Destinos gemelos: con sólo 2 años recibieron trasplante de una misma donante

Se trata del primer trasplante de médula ósea de una misma donante no relacionada.

Destinos gemelos: con sólo 2 años recibieron trasplante de una misma donante

Dos gemelos de 2 años de la ciudad bonaerense de Capilla del Señor que nacieron con el síndrome de Wiskott Aldrich, una rara enfermedad genética que afecta a uno de cada millón de varones nacidos vivos, y cuya única cura conocida es el trasplante de células hematopoyéticas (CPH o células madre), se convirtieron en los primeros pacientes en recibir un trasplante de médula ósea de un mismo donante no relacionado. Sin esta intervención, las chances de sobrevida de quienes padecen esta enfermedad son muy bajas a partir de los 15 años.

La Sociedad Argentina de Trasplante aseguró que se trata de un hecho inédito, ya que por tratarse de dos niños genéticamente idénticos, los hermanos recibieron la médula de una misma donante que no es familiar de los gemelos y que fue hallada gracias al registro de donantes voluntarios de CPH. 

Tras 6 angustiantes meses de espera, durante los que la familia no sólo debió enfrentar sesiones de quimioterapia, superar infecciones inoportunas y las complicaciones esperables para estas intervenciones, sino también las limitaciones de la pandemia y hasta un incendio en su casa mientras estaban internados en el Hospital Garrahan, finalmente los niños pudieron recibir las células progenitoras y regresar a su hogar. 

Sus padres agradecieron el esfuerzo de todo el personal médico que los atendió y destacaron que gracias al trasplante por fin podrán “jugar, golpearse, dormir sin almohadones, meterse a la pileta y cuando se cumpla un año de los trasplantes van a poder vacunarse e ir al jardín”. Además, su madre dejó un mensaje de solidaridad y esperanza para todos aquellos que aún esperan una intervención: “El trasplante es magia, al margen de la dificultad y de los cuidados que requiere. No solo nos cambió la vida, sino que les dio vida a ellos que no podían seguir viviendo sin el trasplante”.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*